Imprimir

Blog

Blog
Mostrar contenido actual como canal RSS

Blog

Un espacio donde presentar nuestros productos y últimas novedades, así como aquellos artículos de interés que creamos os pueden resultar de utilidad.

Novedades, artículos de interés general, artículos de opinión, todo ello relaccionado con la estética y la cosmética.

 

 


Publicado el por

Nueva Línea Anti Polución ABINATURE

abinaturEPACKDentro de los múltiples factores que pueden afectar a la salud de nuestra piel y, por tanto, a su aspecto, encontramos que no es el menor de ellos, sino todo lo contrario, la polución de las grandes ciudades.

Hoy en día, y sin querer entrar en debates ecológicos, existe una realidad que resulta innegable: la polución del aire en las grandes ciudades es un problema.

Son ya muchas las urbes que han reconocido esta realidad e intentado poner un freno a la polución, con diferentes grados de éxito. Lejos de analizar la efectividad de tales procesos, cuestión más abocada a crear discusión que consenso, hay un hecho del que no podemos escondernos, y es el de que la sociedad reconoce este problema, y se siente cada vez más afectada por el mismo.

Y la cosmética no se sustrae a esta realidad.

Tu piel sufre con la polución de las grandes ciudades. Si vives en una gran ciudad tu piel “respira” a diario humos industriales, de vehículos a motor, de tabaco, etc. En consecuencia se reducen los niveles de vitaminas en la piel, aumenta la aparición de manchas y la producción de sebo y se produce una deshidratación constante.

La contaminación y el sol, son los principales causantes del envejecimiento prematuro de la piel. Debido a la contaminación las arrugas son más profundas, se pierde elasticidad y los vasos sanguíneos son más visibles. No hay forma de exagerar el efecto negativo de la contaminación sobre la piel. De hecho, no en pocas ocasiones, podemos apreciar a primera vista las diferencias entre la piel de quien vive en las grandes ciudades y quien lo hace en el campo, de quien pasa más tiempo expuesto al sol, y quien no lo hace, de quien vive en un ambiente más húmedo y quien lo hace en un ambiente más seco.

Así nace Abinature, la primera línea de Abidis formulada con ingredientes naturales. Abinature impide los efectos dañinos de la polución en la piel.

Además, aporta múltiples beneficios: presenta un efecto reafirmante, atenúa manchas y proporciona luminosidad y mayor claridad a la piel. Disminuye la sensibilidad de la piel y regula la producción de sebo.

Incorpora adecuados niveles de sustancias antioxidantes, presenta una suave acción limpiadora que elimina las partículas de suciedad, equilibra los niveles de lípidos en la piel, refuerza la función barrera de la piel, proporciona buenas propiedades hidratantes y normaliza el pH cutáneo.

En Cosmética Moreno estamos muy orgullosos de poner a su disposición esta línea natural, eficaz y versátil, que, en los próximos días iremos desgranando producto a producto.

Leer mensaje completo
Publicado el por

Concepto actual de belleza

 

Nuestro lema es “Todo para tu belleza”, pero eso nos lleva a hacernos una pregunta: ¿qué es la Belleza? A lo largo de los siglos la sociedad ha sido incapaz de librarse del estigma de canonizar el concepto de Belleza, según las modas y el momento.

Estas “tendencias” indicaban, en cada etapa, en cada momento, distintos cánones a los que había que ajustar la Belleza. Así, en épocas pretéritas, la belleza femenina se medía por la anchura de caderas de la mujer, señal inequívoca de que daría a luz sin problemas, y en cantidades aceptables; en otros momentos lo artificioso de peinados y maquillajes era lo que indicaba esa belleza, reflejo de una condición económica que permitía mantener tales artificios.

En cada momento los cánones de la Belleza que establece la sociedad se pliegan a factores que reflejan cuestiones externas a la propia naturaleza del sujeto. Es, por tanto, un reflejo de convenciones sociales, o conveniencias físicas.  Sin embargo en las últimas décadas se produce, en esta sociedad de consumo, tan acelerada y cambiante, un cambio constante de cánones de belleza, de lo que consideramos una persona bella o no. La velocidad del cambio, propiciada por un flujo constante de información, un bombardeo televisivo, internáutico, hace que, poco a poco, los sujetos empiecen a sentirse menos condicionados por ese canon establecido por la sociedad. El cambio es tan rápido, tan constante, que no puede llagar a instaurarse como un canon, hablando con propiedad.

Pero la sociedad necesita encontrar esos referentes de estabilidad en todo, y por ello surge, entre esta maraña de tendencias y modas, una nueva forma de afrontar la pregunta ¿qué es la Belleza?, ligándola, de manera ineludible, a la salud y la forma física. Si estás en forma, y tu piel transmite limpieza, salud,tonificación, transmites esa belleza.

Y es esa tendencia, la de la salubridad de la piel, la de su equilibrio y limpieza, donde entra la cosmética moderna. Por supuesto que se siguen combatiendo los efectos del tiempo en nuestro rostro, como las arrugas, pero su importancia, tiempo atrás elevada sobre todas las cosas, pierde fuerza ante los tratamientos antioxidantes, nutritivos y ante la correcta hidratación de la piel.

Así, la cosmética moderna contempla la correcta limpieza, nutrición e hidratación de la piel como pilar triple sobre el que llevar a cabo cualquier trabajo en cabina. Tras ello tendremos los productos y tratamientos específicos como antioxidantes, antiarrugas, antiacnéicos, que, gracias a los avances de la química moderna, poseen una serie de activos que hacen que su trabajo más importante sea la activación celular, buscando un efecto de medio largo plazo que va más allá del momento en que se lleva  a cabo el tratamiento.

La limpieza, la nutrición y el cuidado de nuestra piel, sometida, hoy más que nunca, a un entorno hostil, contaminado, a una vida de estrés y prisas, debería ser algo a lo que no restar importancia; después de todo es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, y nuestra cara nuestra primara carta de presentación ante los demás.

Leer mensaje completo